… un cuento

– Este bosque es tan grande y estoy solo aquí esperando a ver qué como este día.

Así cavilaba el lobo mientras vio acercarse a una niña que olía muy bien, el lobo no sabía si la ricura del olor se debía al olor a carnes frescas o a las recién horneadas galletitas que acompañaban a la comida que venía preparada  en la cesta.

– ¿A dónde vas querida niña?

Le preguntó el lobo cuándo ella se acercó. La niña, que habitualmente hablaba con otros animales del bosque, no tuvo ningún empacho en entablar una conversación con este personaje peludo. En pocas palabras le contó sobre el encargo que tenía que cumplir de llevar la comida a su abuela y aprovechó para preguntarle cuál era el camino más corto para llegar al claro del bosque donde se encontraba la cabaña de tejas marrones.

– La enviaré por el camino más largo y aprovecharé para llegar primero y prepararle una sorpresa.

Así pensó inmediatamente el lobo que, aunque no había decidido aún si comerse a la niña o el contenido de la cesta, mandó a caperucita por el sendero más largo mientras él corrió por el más corto. En casa de la abuela, apenas ésta le abrió la puerta, el lobo saltó sobre ella y, olvidando niña y cesta, engulló de un solo bocado a la anciana entera. Claro está que no se comió las ropas y pensando lo que caperucita sufriría al llegar y no encontrar a su abuela se las puso para que no hubiera sospecha alguna. Luego se metió en la cama y espero la llegada de la niña cavilando aún sobre cuál sería su siguiente bocado. La puerta estaba abierta, la caperucita se acercó a la cama y luego de propinarle un beso a medias, entre las sábanas con las que el lobo se cubría, comenzó a hacerle unas preguntas que, francamente, el lobo no se esperaba, que por qué tenía esas manos tan grandes y esos ojos de mirada tan intensa y esos pies tan peludos y esa boca tan grande. Primero el lobo buscaba respuestas plausibles pero conforme la niña preguntaba más y más se fue desesperando y nuevamente se le abrió el apetito, así que al llegar a la última pregunta, conjuntando todo lo anterior, el lobo sólo pudo esbozar como respuesta, que se correspondía con la acción seguida – ¡Para comerte mejor!

Moraleja, por mucho que piense el lobo nunca dejará de ser lobo.

Anuncios

Un comentario en “… un cuento

  1. edgar romero dijo:

    hola liliana, ironicamente di con esta pagina a principios del año pasado, hace como tres años tambien te encontre, solo que nunca recordaste quien era yo, no pasa nada, siempre fuiste muy inteligente, sobresalias sobre los demas, pense que serias una excelente contadora…el futuro se sentia en el ambiente, pero te inclinaste por las matematicas, materia adocpara las circunstancias, en la vocacional siempre nos platicabas de tu novio en ese momento, adrian…nunca lo conocimos, pero creo que era una persona afortunada el solo hecho de ser tu novio, crecimos y coincidimos en la esca, en la carrera de contador, misma que supongo ambos terminamos, ya que conocimos diferentes personas, diferentes amigos, no existia la tegnologia de ahora, ni celulares ni barras anchas ni nada, solo amistad, compañerismo y el protocolo de siempre, el de cuidarnos unos a otros, aun que de lejos siempre te observe, vi pasar tu noviasgo con ramon…cosas que quiza ya son recuerdo y pasado, historia quiza, pero bases elementales para lo que ahora somos, la mision para la que estamos en esta vida, corta por cierto, pero intensa, y una cantidad de amigos y conocidos que ya estan perdidos en las redes…es agradable encontrarte de nuevo, y sobre todo agradecerte lo que nunca se pudo, tu apoyo y atencion a mi persona cuando lo necesite en ese antiguo 102 y 202 de la vocacional 5 jacarandas…

    hay tantas cosas que comentar…el tiempo de dios es perfecto tenemos que acatarlo, entendiendo eso podemos aprender a ser felices y a disfrutar las cosas tribiales de la vida,,,

    gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s